blog pedir cita
  Tel: +34 91 436 26 36

¿Por qué envejece nuestra piel?

El paso del tiempo es inexorable e irremediable para todos, y uno de los primeros signos que lo evidencia es nuestra piel. La piel es el reflejo de nuestra vida y de nuestra edad. Saber cuidarla es una tarea que requiere un esfuerzo diario y una atención continua.

La piel es un órgano básico que cumple diversas funciones de gran importancia como el control de la temperatura corporal, protección del entorno, equilibrio entre líquidos y electrólitos y la percepción del tacto, el dolor y la presión a través de receptores nerviosos. Los cambios en la piel pueden venir dados por diversos factores como la constitución genética, la nutrición o medioambientales. A continuación os mostramos cuáles son los principales síntomas del envejecimiento de la piel y como tratarlo.

  • La capa externa de la piel (epidermis) debido al envejecimiento se adelgaza de un 10 al 50% entre los 30 y 80 años. Asimismo la cantidad de grasa subcutánea se reduce, aumentando el riesgo de lesiones y existe una mayor dificultad de conservar la temperatura corporal y de mantener la piel humectada.
  • Existe una mayor probabilidad de aparición de neoplasias cutáneas, así como lesiones benignas verrugosas como las queratosis o fibromas.
  • Otro aspecto de relevancia es la aparición de manchas en zonas que han sido expuestas al sol como los lentigos (de color marrón) en la cara, el tronco y las manos.
  • La elastosis reduce la resistencia y la elasticidad de la piel, lo que da a la piel una apariencia irregular y deteriorada.
  • Aparición de hematomas, sangrado bajo la piel o afecciones debido a una mayor fragilidad de los vasos sanguíneos de la dermis.

¿Qué lo causa?

La rápida aparición de estos síntomas en la piel puede venir provocada por diversos factores. Enfermedades como la diabetes, la obesidad, arterioesclerosis o cardiopatía pueden ser condicionantes, al igual que alergias o irritaciones provocadas por exposición a químicos o prendas de vestir. Pero el principal factor destacado por todos los dermatólogos es la exposición al sol. Por ello, hay que evitar las altas exposiciones para que no se produzcan quemaduras solares, recomendándose el uso continuado de protectores solares, incluso en invierno y vistiendo con prendas que nos protejan de los rayos solares.

Autor Dr. Pablo de la Cueva Dobao
Tel +34 91 436 26 36
E-mail atencionalcliente@d-medical.com
Leer más pedir cita