blog pedir cita
  Tel: +34 91 436 26 36

Ejercicio Físico y Diabetes

Los 3 factores que tenemos que tener en cuenta si queremos hacer deporte y somos diabéticos

Haciendo ejercicio todos aumentamos nuestra sensibilidad a la insulina (tanto la que crea tu cuerpo como la inyectada), y la absorción de azúcares en nuestras células musculares es mayor porque estas necesitan energía para funcionar, incluso si tu cuerpo no tiene insulina disponible. Por lo cual, el deporte nos ayudará a necesitar menos insulina a lo largo del día, y además, tendremos los mismos beneficios que el resto del mundo: mejora la tensión arterial, reduce los niveles de colesterol, ayuda a mejorar tu estado de ánimo, reduce tu predisposición a enfermedades cardiovasculares, etc. Siempre es preferible que hagamos ejercicio de forma regular y a la misma hora, y a ser posible evitar los momentos de máxima actividad de la insulina.

Pero, ¿cuáles son los factores a tener en cuenta para hacer deporte si tenemos diabetes?

1er Factor: ¿Diabetes mellitus Tipo 1 o 2?

Las personas con diabetes tipo 1 requieren más ajustes que los tipo 2, al menos que aquellos que no requieren insulina y que no están con antidiabéticos que pueden producir hipoglucemia. Si eres un paciente con insulina es bueno que antes acuerdes con tu médico cuánta y cómo debes bajar la rápida y la lenta en función de la actividad que vayas a hacer, de la hora del día y de la glucemia que tengas antes de comenzar el ejercicio. También debes acordar si tienes que comer o no hidratos de carbono, cuántos y cuanto tiempo antes de hacer ese ejercicio determinado. Por último no olvides acordar con tu médico también el descenso de insulina que tienes que hacer en la dosis posterior al ejercicio. Nunca te pinches insulina en una zona que vayas a ejercitar de manera importante (piernas si vas a correr, por ejemplo). Y por supuesto antes de hacer ejercicio tenemos que medir nuestros niveles de glucosa y procurar que estén entre 100 y 150 mg/dl.

2º Factor: ¿Correr o hacer pesas; es decir, mejor el ejercicio aeróbico o el anaeróbico?

No es lo mismo hacer ejercicio aerobio (de resistencia) que el anaerobio (de fuerza). Suele ser más recomendado el primero, ya sea corriendo, nadando o andando en bicicleta. Si la actividad es moderada veremos cómo nuestros niveles de glucosa en sangre se reducen a corto plazo. Pero si preferimos hacer pesas o entrenamientos intensivos, también veremos beneficios, aunque tendremos que tener más cuidado con nuestros niveles de glucosa. Estas últimas actividades nos hacen liberar adrenalina, y esta hace que el hígado envíe grandes cantidades de glucosa a la sangre para que los músculos que la necesitan la gasten rápidamente. En este caso tendríamos que tener bien controlado que no suban demasiado esos niveles.

3erfactor: ¿Cuándo hago ejercicio?

Hacer ejercicio nos ayuda a consumir la energía sobrante, y por eso debemos ajustar nuestras actividades a nuestro horario de comidas. Tanto para los tipo 1 como los tipo 2 lo más recomendable es hacer deporte antes de comer, porque así evitamos el momento de máxima actividad de la insulina, recuperamos nuestra energía comiendo, y sensibilizamos al cuerpo a hacer un buen uso de la insulina. Algo muy a tener en cuenta es que debemos evitar los momentos de antes de dormir porque el cortisol creado durante el ejercicio nos mantendrá alerta hasta unas tres horas después de parar, impidiéndonos dormir bien.

 

Conclusión: Hagamos lo que hagamos, el ejercicio físico nos va a sentar bien, y si las actividades que hacemos son moderadas y antes de comer, mejor que mejor. Cualquier otra duda que nos pueda surgir, deberíamos comentarlo con nuestro doctor y nos ayudará a controlar nuestros niveles de glucosa para evitar cualquier complicación.

Autor Dra. Pilar Martín Vaquero
Tel +34 91 436 26 36
E-mail atencionalcliente@d-medical.com
Leer más pedir cita