blog pedir cita
  Tel: +34 91 436 26 36

La Artritis Reumatoide y el embarazo

Las enfermedades reumáticas se pueden presentar en cualquier momento y a cualquier edad. Sin embargo, el embarazo y la influencia hormonal de este periodo pueden tener un papel importante en el la evolución de ciertas enfermedades reumáticas, especialmente en procesos autoinmunes como la Artritis Reumatoide.

Pero, ¿cuál es la evolución más frecuente?diabetes gestacional

El embarazo origina una serie de cambios hormonales transcendentales. Debido a ello, aunque la causa exacta se desconoce, la mujer suele experimentar cambios en la actividad de la enfermedad que a menudo conducen a una mejoría importante de los síntomas o incluso a la remisión del proceso. Se estima que aproximadamente un 60-70% de las mujeres embarazadas experimentarán una importante mejoría (o remisión) de su enfermedad. Si además, tenemos en cuenta que muchos de los medicamentos que se toman para esta enfermedad están contraindicados durante el embarazo, es muy frecuente ver a estas pacientes con una mejoría notable de la enfermedad y sin necesidad de medicarse.

Como en medicina, nada prácticamente es una regla, también existe un pequeño porcentaje de mujeres en las cuales la enfermedad va a empeorar. En éstas será necesario un control estricto del proceso por parte del reumatólogo, con las medidas que se indican a continuación.

¿Qué medicación o medicaciones no puedo tomar si estoy embarazada y tengo dolor e inflamación por mi Artritis Reumatoide?

El consejo general es que se recurra a tomar las menos medicaciones posibles, especialmente en el primer trimestre, aunque eso tampoco descarta el resto del embarazo. El uso de Antiinflamatorios no Esteroideos (AINEs) es muy controvertido, aunque en general se desaconseja su uso. Se puede utilizar el paracetamol, que no es propiamente dicho un AINE.

Están claramente contraindicados desde incluso antes de la concepción el Metotrexato y la Leflunomida.

Otros fármacos muy discutidos han sido las terapias biológicas, fundamentalmente los anti-TNF. Hoy se admite que una paciente se los pueda administrar hasta el momento de la concepción. Posteriormente se deben suspender.

¿Y si tengo dolor e inflamación articular, que tomo?

La medicación más segura y que ha demostrado prácticamente una ausencia de daño fetal es la cortisona, siempre que se administre a dosis bajas.

El brote del post-parto

Como se ha dicho muchas mujeres van a experimentar una gran mejoría e incluso una remisión de la enfermedad durante el embarazo, lo cual conduce a que prácticamente durante este periodo no tomen medicación. Sin embargo, el momento más crítico sucede en el post-parto, cuando existe una derivación hormonal debido a la finalización del embarazo. Entonces sí, puede aparecer un brote articular importante que habrá que tratar con las medidas que el reumatólogo crea oportuno.

¡Hasta la próxima!

Autor Dr. Emilio Martín Mola
Tel +34 91 436 26 36
E-mail atencionalcliente@d-medical.com
Leer más pedir cita